MODERN CLASSICS

LA SUPERBIKE BRITÁNICA ORIGINAL

La Bonneville del 59 se llamó así en homenaje a la streamliner de Triumph que batió el récord de velocidad sobre tierra en 1956 y que estaba diseñada para lograr el más alto rendimeinto y prestaciones, incorporando el carburador de doble cuerpo a la rugiente Tiger 110. Toda una triunfadora desde el primer día, la Bonneville formó parte del nacimiento de los deportes de motor modernos ganando el campeonato en pista de la AMA, el TT de la isla de Man, el Trial Internacional de los Seis Días y numerosas carreras de la Thruxton 500, donde se forjó su reputación en el mundo de la velocidad. Codiciada por toda una generación de rockeros de los 60, fue la favorita de motoristas famosos como el legendario actor Steve McQueen.

MOTORES BONNEVILLE DE ÚLTIMA GENERACIÓN

La última generación de motores Bonneville, se ha desarrollados específicamente para el disfrute de un estilo de conducción clásico en nuestros días. Con más par, más empuje en medios y mayor entrega de potencia, demás de un sonido redondo que puedes oír y sentir. Existen tres motores diferentes: el de 900 cc cargado de par de la Street Twin, la Street Cup y las Bonneville T100 Y T100 Black, que entrega un 18% más de par que la generación anterior; el potente 1200 cc de las Bonneville T120 y T120 Black. con 54% más de par; y el revolucionario motor de 1200 cc de "especificaciones deportivas de las Thruxton, que ofrece un 62% más de par que la anterior Thruxton 900. Todos ellos con prestaciones más actuales como el acelerador electrónico, para una respuesta más rápida, y la refrigeración líquida para lograr un consumo muy comedido, de hasta un 36% inferior en el caso de la Bonneville T100.

AHORA PUEDES CONSTRUIR TU PROPIA LEYENDA

Gracias a la amplia gama de accesorios Bonneville, que cuenta con más de 470 componentes cargados de carácter, elegancia y calidad, crear tu propia moto personalizada es más fácil que nunca. Encontrarás multitud de silenciosos Vance & Hines y un garaje lleno de artículos de estética custom, desde porta matrículas hasta asientos de diversos estilos y preciosos intermitentes compactos en forma de bala, por citar algunos ejemplos. Para hacerlo más fácil, hemos creado también un conjunto de kits de inspiración que son el perfecto punto de partida para crear tu propia moto especial o solicitar a tu concesionario Triumph una instalación llave en mano. Todos ellos se han creado con la individualidad y personalidad en mente, como el agresivo y urbanita kit "Brat Tracker" para Street Twin o el bello y envolvente “Track Racer” para la Thruxton y la Thruxton R.650